La Universidad del País Vasco y la Universidad de Hannover logran un gran avance en el entrelazamiento cuántico



El entrelazamiento cuántico fue descubierto por Scrhrödinger y posteriormente estudiado por Einstein y otros científicos en el siglo pasado. A Einstein no le gustaba nada y lo calificaba de acción espeluznante a distancia; porque parece completamente anti-natural, anti-lógico y anti-leyes de la física clásica. Por eso Einstein se mostraba tan anti-patico el entrelazamiento cuántico, no le gustaba y lo llamaba "Acción Espeluznante a Distancia" de Einstein; pero al final lo espeluznante resultó ser real y capaz de cambiar el mundo en el que vivimos.

De forma simplificada el entrelazamiento es un fenómeno cuántico, en el cual los estados cuánticos de dos o más objetos se deben describir mediante un estado único que involucra a todos los objetos del sistema, aún cuando los objetos estén separados espacialmente. Sí uno de los objetos sufre un cambio el otro sufre un cambio de forma automática, sin importar al distancia a la que se encuentre ya sea un metro o mil millones de años luz.
Pero cuidado estamos hablando de partículas elementales como por ejemplo un fotón y no podemos influir en el cambio de la partícula, es al azar y en el momento de ser observada. Por tanto, no podemos usar dos partículas entrelazadas cuánticamente para transmitir información con sentido más rápido que la luz.... Eso en teoría; porque el entrelazamiento cuántico parece tener muchos  trucos.
Y aquí entra la importancia del experimento actual; porque a diferencia de la forma en que se ha creado hasta ahora el entrelazamiento cuántico entre nubes de partículas, utilizando conjuntos de partículas incoherentes y térmicas, en este experimento utilizaron conjuntos de átomos en estado de condensado de Bose-Einstein, enfriados a temperaturas muy bajas, cercanas al cero absoluto. A esa temperatura, todos los átomos comparten el mismo estado cuántico, con gran coherencia; se podría decir que todos ocupan la misma posición en el espacio. En ese estado se da el entrelazamiento cuántico de forma mucho más amplia entre los átomos del conjunto”. Posteriormente, lo que hicieron los investigadores fue separar en dos nubes de átomos de ese conjunto y comprobaron que seguía habiendo entrelazamiento cuántico entre ellas.
La demostración de que se puede crear el entrelazamiento entre dos nubes en estado de condensado de Bose-Einstein puede dar lugar a una mejora en muchos campos en los que se utiliza la tecnología cuántica, como la computación cuántica, la simulación cuántica y metrología cuántica, dado que estas requieren de la creación y el control de un gran número de conjuntos de partículas entrelazadas.
¿Pero os preguntaréis cómo de potente puede ser un ordenador cuántico?. Pues los que están desarrollando ahora mismo Google o IBM multiplican por 100 millones la potencia de una computadora convencional. Y esto es sólo el principio. la investigación no puede dar un calendario exacto de descubrimientos; pero se calcula que esta tecnología estará ampliamente disponible entre 20 y 40 años. Cuando eso ocurra tu computadora y la mía parecerán artilugios de la edad de piedra.
Según declaró Géza Toth, líder del grupo Quantum Information Theory and Quantum Metrology.
“El entrelazamiento cuántico es indispensable en aplicaciones como la computación cuántica, ya que permite la resolución de ciertas tareas de forma mucho más rápida que en computación clásica. La ventaja que ofrecen los átomos ultra fríos es que se pueden conseguir estados fuertemente entrelazados que contienen cantidades de partículas superiores en varios órdenes de magnitud a otros sistemas físicos, lo cual podrá ser la base para la computación cuántica a gran escala”.
0

Seguidores