¿La Tierra dentro de 250 millones de años? National Geographic crea el mapa más preciso del supercontinente Pangea Última



Alfred Wegener durante la expedición polar de 1912 - 1913
Al alemán Alfred Wegener se le puede calificar como uno de los mártires de la ciencia del siglo XX. Durante su vida fue conocido principalmente por sus logros en meteorología y como un pionero de la investigación polar; pero hoy en día es más recordado como el creador de la teoría de la deriva continental, al suponer en 1912 que los continentes se están desplazando lentamente alrededor de la Tierra.

Una teoría que fue muy mal recibida por la comunidad científica, que la calificó poco más como absurda. En parte porque Wegener no tenía datos suficientes como para explicar de forma correcta el movimiento de los continentes ni la velocidad a la que se desplazaba. Por desgracia Wegener falleció durante una durísima expedición en Groenlandia antes de que su teoría pudiese ser confirmada y ampliamente reconocida por la comunidad científica.

En la actualidad la deriva continental de Wegener se ha visto ampliada y mejorada en de la tectónica de placas, los continentes se mueven y chocan formando nuevas masas continentales desde hace miles de millones de años.

Hace 300 millones de años el aspecto de la Tierra era muy diferente del actual, en esa remota época existía un único continente al que los geólogos han llamado Pangea, un nombre que viene del griego y significa toda la Tierra o unión de toda la Tierra. Hace unos 200 millones de años el supercontinente pangea comenzó a romperse hasta formar los diversos continentes que conocemos en la actualidad.

Pero el movimiento continúa y los expertos han calculado que dentro de 250 millones de años se formará un nuevo supercontinente, al que han llamado Pangea Última. National Geographic ha publicado un mapa que muestra como se verá la Tierra en ese lejano futuro. El océano Atlántico será un pequeño y alargado mar interior. América se habrá unido a África y Europa será empujada hacia el Polo Norte. La península Ibérica dejará de ser la tierra del Sol para transformarse en la tierra de los hielos eternos, ya que se situará en el extremo más al norte del mundo.
0

Seguidores

Blog Archivo

Mostrar más