Advierten que la Vía Láctea está en rumbo de colisión "catastrófica" contra otra galaxia



En el Reino Unido investigadores de la Universidad de Durham, han determinado que la Gran Nube de Magallanes, impactará con nuestra galaxia la Vía Láctea mucho antes que la prevista colisión o fusión con la galaxia de Andrómeda, que los científicos han calculado sucederá en unos 8.000 millones de años y de la surgirá una enorme galaxia a la que ya se le ha dado el nombre de Lactómeda.

La Gran Nube de Magallanes es una galaxia enana satélite de la Vía Láctea que es de mucho mayor tamaño. Llegó a nuestro vecindario hace unos 1.500 millones de años, y en la actualidad se encuentra a unos 163.000 años luz.

Hasta hace poco, los astrónomos pensaban que o bien seguiría orbitando la Vía Láctea durante miles de millones de años o, como se mueve muy rápido, escaparía de la atracción gravitatoria de nuestra galaxia perdiéndose en su viaje por el espacio. Sin embargo, las mediciones recientes indican que la Gran Nube de Magallanes tiene casi el doble de materia oscura de lo que se pensaba, y dado que tiene una masa mayor a la esperada, la Gran Nube de Magallanes está perdiendo energía rápidamente. La conclusión es que está condenada a chocar con la Vía Láctea.

Cuando se habla de choque de galaxias hay que pensar más en una fusión y no en un impacto. No veríamos entre estrellas colisionando, ya que el espacio entre ellas es enorme; aunque el evento tendría otro tipo de consecuencias. Algunas estrellas podrían ser lanzadas al espacio intergaláctico, y lo que es peor, la llegada de más material podría despertar el agujero negro supermasivo que se encuentra inactivo en el centro de la Vía Láctea. Según el estudio de los investigadores de la Universidad de Durham la colisión con la Gran Nube de Magallanes enviaría nueva materia, básicamente gas, hacia el agujero negro en enormes cantidades pudiendo aumentar su tamaño hasta diez veces. Y esto es una mala noticia para cualquier forma de vida que se encuentre en planeta cerca del núcleo galáctico; ya que a medida que el agujero negro se alimenta comenzará a emitir más y más radiación mortal.

Imagen del Telescopio Espacial Hubble donde se puede ver la fusión entre dos galaxias M51a y M51b, similares en masa a la Vía Láctea y la Gran Nube de Magallanes.
Crédito: NASA, ESA, S. Beckwith (STScI) y el Equipo de Hubble Heritage (STScI / AURA)
Los investigadores consideran que es poco probable que estos "fuegos artificiales cósmicos" de radiación afecten a la vida en la Tierra, aunque el investigador principal, el Dr. Marius Cautun, becario postdoctoral en el Instituto de Cosmología Computacional de la Universidad de Durham, advirtió: "Hay una pequeña posibilidad de que no podamos escapar ilesos de la colisión entre las dos galaxias, ya que podrían sacarnos de la Vía Láctea y lanzarnos al espacio". Dijo Dr. Marius. Por suerte este frió y solitario final podría suceder dentro de mucho tiempo, el cálculo es de 2000 millones de años. Pero si alguien lee esto dentro de 2000 millones de años que tenga en cuenta que ya lo habíamos avisado.

Antonio R. D.
Fuente: Nota de prensa de Universidad de Durham
El documento de investigación completo
0

Seguidores

Blog Archivo

Mostrar más